¿Quieres aprender y disfrutar a tope con la costura?

Suscríbete y descarga GRATIS una guía con 10 trucos imprescindibles de costura para principiantes

Pros y contras de las diferentes opciones que tienes para conseguir crear tus propias prendas

Mini curso - Día 6

Quiero hablarte de las vías que tienes para aprender a coser tus propias prendas. Y en esta ocasión quiero hablarte de cosas concretas. Vamos a suponer que tu objetivo es confeccionar un vestido infantil. Sabes usar la máquina de coser y conoces las técnicas básicas de costura, pero no sabes crear una prenda. Te encuentras en la etapa 1.

Estas son las vías que tienes para conseguirlo:

1. Tutoriales gratuitos en internet:

Sí, está claro que esta es la manera más económica de aprender. Y seguramente la más frustrante y que más te hace perder el tiempo. A quién no le ha pasado querer encontrar cómo se hace algo en concreto y tirarte horas buceando en Google. Encuentras un título sugerente,  parece que al fin vas a resolver tus dudas. Pero cuando empiezas a leer o a ver el vídeo te das cuenta de que no es eso lo que estás buscando. O no está bien explicado y sigues sin entenderlo. Y sigues buscando...

Y es que resulta tremendamente complicado encontrar fuentes fiables en internet y con patrones gratuitos de calidad. La mayoría de las veces pasas todo el tiempo que tienes navegando en internet en busca de respuestas en lugar de estar cosiendo y creando, que es lo que te gusta.

No voy a negar que hay blogs de calidad y con buenos materiales, pero la realidad es que son la minoría y siempre le dedicas más tiempo del que quisieras. En muchas ocasiones no encuentras exactamente lo que buscas y eso te impide aprender de manera eficaz, avanzar y disfrutar 100% de tu afición.

Si te sobra el tiempo, la energía y la paciencia este es tu medio, aunque yo te lo recomiendo para cosas puntuales y cuando sabes diferenciar la información de calidad de la que no lo es.

Precio: gratis, siempre que no contemos el tiempo que te va a llevar encontrar un tutorial paso a paso para hacer un vestido que te guste y en la talla que necesitas (si lo encuentras).

2. Libros de costura

Existen en el mercado libros de costura donde te enseñan técnicas e incluso cómo abordar algunos proyectos. Puedes acudir a tu biblioteca más cercana y pedirlos en préstamo y no te gastarás un duro.

En mi experiencia estos libros suelen ser bastante generalistas. En ellos encontrarás explicaciones sin demasiado detalle y no suelen estar orientados a que confecciones una prenda concreta. Te va a costar trabajo encontrar libros que te enseñen a coser prendas de ropa y que incluyan patrones. Casi todos están orientados a diseñar los patrones y verás que son complicados de entender. Sí que existen libros que contienen patrones pero no suelen incluir las instrucciones paso a paso bien detalladas para coserlos.

Otro inconveniente es que no vas a tener nadie a quien preguntar tus dudas y tendrás que dedicar bastante tiempo a buscar los libros que realmente te ayuden a alcanzar tu objetivo. Hasta que no tengas el libro en tus manos y puedas echarle una buena ojeada no sabrás si te ayudará o no.

No obstante suelen ser fuentes fiables a través de las que entender algunos conceptos y siempre aprenderás cosas útiles. Están bien como apoyo pero te darás cuenta de que te falta mucha información y tendrás que buscar libros especializados en cosas diferentes.

Precio: Puedes encontrar libros gratis en la biblioteca pero no encontrarás mucha variedad. Los libros que contienen patrones te costarán entre 6€ y 45€. Lo más probable es que para conseguir hacer un vestido infantil necesites varios. Uno en el que encontrarás el patrón y otros para ir resolviendo las dudas que te vayan surgiendo.

3. Clases de costura en academia:

Esta es una fantástica manera de aprender. Hay cientos de academias, seguramente encuentres alguna en tu cuidad o cerca de tu casa. En ellas podrás ir y aprender de profesores cualificados y fiables que te resolverán al momento todas las dudas que tengas. El único inconveniente es que a la larga estarás pagando una suma alta de dinero y que tienes que tener el tiempo disponible para trasladarte una o dos veces por semana. Además no te resultará fácil encontrar cursos orientados a crear una prenda en concreto. Seguramente eso será parte de un curso más amplio.

A cambio aprenderás sin perder tiempo y de manera directa todo lo que necesites para alcanzar tu objetivo.

Precio: calcula entre 6€ y 15€ la hora de clases en una academia, dependiendo de la ciudad y el tipo de formación que estés recibiendo. A eso habría que sumarle el coste de los desplazamientos. Aprender a hacer un vestido de niña yendo a una academia te puede costar unos 300€ en un curso donde te enseñarán las bases del patronaje y a crear alguna prenda sencilla.

4. Talleres presenciales:

También podrás hacer talleres presenciales de unas pocas horas para aprender una prenda en concreto, por ejemplo hacer un peto de bebé. Aprenderás de primera mano las técnicas necesarias para confeccionar esa prenda, acabarás con un proyecto hecho y te lo pasarás en grande.

El inconveniente es que suelen estar orientados a coser prendas muy básicas y fáciles. Piensa que lo que puedas hacer un unas pocas horas tiene que ser bastante sencillo, ya que una prenda más compleja conlleva bastante más tiempo. Después de eso querrás hacer más cosas y necesitarás otro taller. Además terminarás con la prenda hecha pero no tendrás los patrones en diferentes tallas para poder usarlos más adelante. Aprender a base de talleres te va a salir tremendamente caro y necesitarás tener tiempo para realizarlo en el horario estipulado por los organizadores.

Precio: Un taller presencial de costura de 3 horas para aprender a hacer un vestido infantil muy básico puede costarte entre 30€ y 60€.

5. Cursos online:

Viene a ser lo mismo que las academias o los talleres presenciales pero online. Hay academias físicas que también imparten sus cursos virtualmente para no depender de un horario y evitar desplazamientos. Aprenderás de manos de personas que saben y que son fiables y podrás resolver tus dudas.

Precio: El precio es bastante parecido al de los cursos presenciales, sólo que te ahorras los gastos de desplazamiento. Calcula entre 6€ y 15€ la hora y el mismo precio para hacer un vestido infantil, ya sea un curso online o un taller virtual.

5. Patrones comerciales:

Un patrón comercial es un patrón para confeccionar una prenda en concreto y que, normalmente, incluye varias tallas estándar. Se crearon para que tú y yo, que nos gusta crear y coser nuestra propia ropa y la de nuestros peques, podamos utilizarlos en casa y confeccionar nosotras mismas esa prenda que nos gusta en la talla que queramos. Incluyen mucha información y también suelen incluir instrucciones para su confección, más o menos detalladas.

Los patrones comerciales son una estupenda manera de aprender porque están diseñados por expertos y puedes hacer a través de ellos un montón de prendas, para adultos y niños. La variedad de estilos y prendas es infinita y los precios muy asequibles. Cada patrón puede incluir varias tallas y a través de ellos aprenderás diferentes técnicas de costura que luego podrás utilizar en otros proyectos. Al mismo tiempo que aprender irás creando tus propias prendas. Muchos de ellos incluyen varias prendas diferentes y con diferentes opciones de acabado, lo que te permite volver a utilizarlos y aprender cosas nuevas. Al incluir los patrones en varias tallas podrás utilizarlos una y otra vez para diferentes personas o diferentes edades de niños.

El principal inconveniente es que tienen tanta información, líneas y símbolos que pueden resultar confusos en un principio. Necesitarás entenderlos previamente y aprender algunas cosas sobre ellos para poder sacarles partido. Es importante que sepas elegirlos en función de tu nivel.

Precio: entre 5€ y 15€, dependiendo de si es físico o digital.

6. Clases particulares:

Es indiscutible que, si te lo puedes permitir, esta es la opción con la que más vas a aprender y más rápido. Tener un profesor particular significa que puedes elegir lo que vas a aprender en cada momento. Estarás junto a un profesional que te va a ayudar y a resolver las dudas de manera inmediata. Y no tendrás que desplazarte porque podrás hacer las clases en tu casa en el horario que mejor te venga.

Eso sí, prepara la cartera para pagar el alto precio si quieres un profesor formado y que sepa de lo que habla.

Precio: entre 10€ y 40€ la hora. Aprender a hacer un vestido infantil te puede costar unos 150€ de media. La diferencia respecto a la academia es que en la academia tendrás que pagar un curso completo que incluirá varias cosas. En cambio un profesor particular te puede enseñar solamente a hacer el vestido.

¿Cuál es la mejor manera bajo mi punto de vista?

La mejor manera, si tienes dinero para ello, es acudir a una academia o recibir clases particulares de un profesional. Sin embargo, poca gente podrá permitirse este "lujo", por lo que si estás entre este amplio grupo, los patrones comerciales son la manera más rápida y económica de aprender de manera efectiva. Y aunque pienses que los patrones comerciales son demasiado complicados para ti, con tanta información que no entiendes, sigue siendo el mejor medio.

Si escoges el adecuado y entiendes cada una de sus partes, te puedo asegurar que habrás abierto la puerta para seguir aprendiendo de manera directa y sin rodeos. Porque podrás enfrentarte a otros patrones comerciales, cada vez más complejos, e ir aprendiendo diferentes técnicas al tiempo que te diviertes.

Esta es una de las vías que yo he elegido para aprender lo que sé y la que sigo utilizando en mis ratos libres porque, además, me lo paso en grande. Y lo mejor de todo es que después de años aprendiendo, con este método y con otros, puedo dedicarme a ello y eso es lo que más me llena.