¿Quieres aprender y disfrutar a tope con la costura?

Suscríbete y descarga GRATIS una guía con 10 trucos imprescindibles de costura para principiantes

10 errores de novata que pueden hundir tus ganas de coser en poco tiempo

Mini curso - Día 3

Hace poco que has empezado con la costura y estás muy emocionada. Quizá tengas ya una máquina de coser y lo que es seguro es que tienes un montón de ganas de crear cosas. Internet está lleno de información, tutoriales, blogs, en los que pasar horas buceando. Pero cuando decides aprender por tu cuenta el coste es tu tiempo.

Tu método es la prueba-error. Vas a pasar momentos de bajón y frustración y otros de subidones de ánimo. Pero el aprendizaje será lento, muy lento. Porque en realidad no sabes lo que tienes que hacer y lo que encuentras en la red no sabes la calidad que tiene. La mayoría del tiempo lo pasarás sumergida en un mar de dudas.

¿De verdad estás decidida a aprender a coser y crear tus propias prendas? ¿A mantener viva esta afición y disfrutar a tope de ella?. Si se te ha pasado por la cabeza ¿por qué no? hacer de tu afición tu profesión, evita caer en estos 10 errores de costurera novata que te voy a presentar.

Error 1 - No querer gastar un duro en aprender

Ya lo hemos visto. El coste de esto es tu tiempo. Pero no sólo eso. También está el coste de tu desánimo, desmotivación, malhumor y frustración. Y esto es aún peor que el tiempo perdido.

Busca maneras de aprender que tengan un coste justo y que te sirvan de catapulta para seguir aprendiendo más rápido. También puedes consultar tutoriales gratuitos, claro que sí. Pero antes investiga quién está detrás, cuál es su formación. Si quieres sigue uno de sus tutoriales, si parece una persona que sabe de lo que habla. Pero por lo que más quieras, si el resultado no es bueno o te faltan detalles en lo que explica, no insistas con más tutoriales gratuitos de la misma fuente. No sigas perdiendo el tiempo.

Error 2 - Lanzarte con cosas para las que aún no estás preparada

Lo sé, te mueres por hacer ese vestido tan bonito que sale en la revista Burda y te pones a ello. Pero cuando estás a medias, ya desesperada, te rindes a la evidencia de que no entiendes nada y no sabes por dónde tirar.

Calma. Ve paso a paso. Empieza haciendo cosas sencillas y poco a poco ve subiendo de nivel a medida que vayas cogiendo soltura. Hay un montón de cosas chulas que puedes hacer, pero si te lanzas directamente a lo complicado acabarás frustrándote nuevamente. Aprender requiere práctica y tiempo.

Error 3 - Gastarte un dineral en material que no necesitas

Para empezar no necesitas gran cosa, te lo puedo asegurar. No necesitas el último modelo de máquina de coser con tropecientas funciones. Hazte con una máquina de coser de segunda mano que simplemente funcione. No necesitas nada más. Es mejor así. Cuando sepas usarla y tengas experiencia con la costura estarás en condiciones, si quieres, de invertir en una máquina de coser que se adapte a tus gustos y necesidades. Mientras tanto es absurdo.

Tampoco necesitas una Overlock (remalladora) para rematar los bordes o coser punto. Esto puedes hacerlo con una máquina de coser básica.

Y en cuanto al resto del material, gasta dinero en lo realmente necesario. Ahí no escatimes en la calidad de los materiales. No necesitas cosas como una sofisticada regla de curvas o todos los prensatelas que existen en el mercado. Pero invierte en buena tijera de tela.

Si tienes dinero para gastar en tu afición hazlo con la formación de calidad. No lo dudes.

Error 4 - No hacer pruebas antes de la definitiva

A no ser que estés muy segura de lo que estás haciendo y ya controles las técnicas, es mejor que hagas una primera prueba. Ya sé que no quieres perder tiempo, pero si no lo haces así, es posible que a la larga pierdas mucho más tiempo y dinero.

Por ejemplo si tienes que hacer un ojal y nunca antes lo has hecho o no te sientes segura, coge un retal y haz una prueba. O varias, hasta que el resultado sea satisfactorio para ti. No querrás estropear todo lo que has hecho por un simple ojal que te ha salido mal.

Error 5 - No usar las telas adecuadas

Lo más seguro es que en el punto en el que estás no controles mucho de tejidos. No todas las telas son iguales y algunas son más fáciles de coser que otras.

Si no tienes experiencia, empieza usando telas de algodón que no tengan nada de elasticidad. Esas son las más fáciles de coser.

Otro error es no usar las telas adecuadas para el proyecto que estás haciendo. Consulta a algún experto en una tienda de telas para que te aconsejen.

Error 6 - Escatimar en tela

Nada de escatimar, que luego sale caro.

Siempre compra un poco más de tela de lo que te indica el patrón, tutorial o las medidas de lo que estés haciendo. Por si acaso. Mejor que sobre que no que falte. Luego al cortar nunca se sabe si el dibujo va torcido y tienes que escuadrar, o si te equivocas y necesitas un extra de tela. Puede haber imprevistos y no hay nada peor que encontrarte sin tela suficiente.

Una gran tentación es cuando tienes trozos sueltos por casa y los quieres aprovechar. Así que colocas los patrones de cualquier manera para aprovechar mejor la tela. Esto sí que es un error de principiante de los gordos. La tela no se puede cortar con tú quieras o el resultado al coser puede ser chapucero. La tela se tiene que cortar en una dirección concreta. Toma nota.

Error 7 - No mojar las telas antes de coser

Sea la tela que sea (a no ser que no se pueda mojar), por si acaso, mójala primero. Aunque te digan en la tienda que no encoge. Además así probarás también la calidad y resultado de la tela.

Lo ideal es darle el tratamiento que le darás a la prenda una vez terminada. Si la vas a lavar en lavadora y secar en secadora, hazlo así con la tela. Si no lo haces, esto es lo que puede pasar:

  • La prenda terminada encoge y se queda una talla más pequeña
  • La prenda terminada se destiñe y se echa a perder
  • La prenda terminada acaba deformada y no se puede usar

Y no queremos ninguna de estas cosas.

Error 8 - No tener la mentalidad adecuada

Vivimos en un mundo en el que queremos todo rápido y fácil. Pero con esto de la costura tendrás que cambiar el chip. Nada va a ser fácil y rápido. Aprender de cero conlleva un proceso e incluso si tomas la vía más rápida e inviertes en formación, te llevará tiempo y esfuerzo.

Así que hazte a la idea, relájate y piensa que nadie te obliga. Lo estás haciendo porque te gusta, porque te apetece. Procura buscar maneras de aprender con resultados y sigue tu ritmo. Si abandonas demasiado pronto, no habrás logrado nada. Pero si persistes, la recompensa será grande.

Nadie nació sabiendo. Mentalízate y disfruta por el camino.

Error 9 - Estar con 7 proyectos a la vez

Dices que no tienes tiempo pero tienes varios proyectos empezados y no acabas ninguno. Y puede que alguno lleve meses o incluso años ahí muerto de risa.

Así nunca vas a aprender. Porque estoy segura de que el motivo de que no hayas terminado esos proyectos es que te encontraste una dificultad y como no supiste resolverla lo dejaste parado y empezaste otra cosa. Pero esa no es la actitud, porque no te centras en algo en concreto.

Céntrate en un proyecto adecuado para tu nivel y que de verdad te apetezca hacer y te importe terminar. Y hazlo de principio a fin. Y si te encuentras alguna dificultad resuélvela, por el camino que estimes que es el más rápido y fiable. Pero no abandones el proyecto o acabarás abandonando tu afición.

Te estás negando la oportunidad de sentir ese orgullo y satisfacción del trabajo terminado y hecho por ti misma. Ese subidón de motivación cuando se lo enseñas a los demás y se quedan alucinados. Eso es lo que te va a mover a seguir aprendiendo y cosiendo. No te niegues a ti misma el haberlo conseguido.

Error 10 - Sufrir el síndrome de Diógenes digital

Hoy en día todos sufrimos una sobredosis de información en la red. Son tantas las cosas que están a nuestro alcance que es complicado saber seleccionar. Vamos coleccionando basura digital: lees decenas de blogs, estás dada de alta en decenas de newsletters, te dejas emails sin leer para hacerlo más adelante, te lo guardas todo, miles de favoritos en tu navegador con tutoriales para hacer...

Aunque no tienes tiempo para leerlo todo, ni mucho menos para hacerlo. Sufres el síndrome de Diógenes Digital. Hay tantas opciones que no sabes por dónde empezar y te sientes perdida y agobiada.

Deja de coleccionar basuras digitales de una vez. Date de baja de newsletters y blogs. Elige un mentor, alguien que te guste especialmente, alguien a quien seguir y escúchale hasta que logres tu objetivo. Como mucho, elige a dos que se complementen. Así de simple. Leer de tantas fuentes diferentes te confunde, te hace dudar y no te deja avanzar. Deja de hacerlo.

Si te has sentido identificada con alguno de estos errores, bienvenida al género humano. No te preocupes, es lo más normal de mundo. Todas hemos caído alguna vez en ellos. Yo misma he caído en prácticamente todos. Por eso he querido compartirlos contigo.

Lo importante para avanzar es cambiar aquello en lo que nos estamos equivocando, y el primer paso es ser conscientes de qué errores estamos cometiendo. Si esto no funciona, hazlo diferente.